Sep 20

La mejor experiencia del vino tinto en una cata privada

Siempre es muy agradable ser agasajado, pero quizás nunca esperamos serlo con una cata privada. Sin embargo, esto es lo que nos pasó a los empleados de Michael Thonet. La Cava de El Querandí nos envió una invitación para una cata privada de vinos tintos, y nosotros aceptamos muy felices de tener esta experiencia.

Sabíamos por diferentes fuentes que La Cava de El Querandí es un lugar reconocido por la casona en la que se encuentra (en el barrio de Monserrat), por las cien etiquetas que componen su fabulosa familia de vinos y porque además se puede cenar en los salones. Sin embargo, no nos imaginamos nunca el gran momento que íbamos a experimentar en la cata.

salon La CavaFuimos recibidos de manera espléndida por dos sommeliers quienes nos llevaron hasta uno de los salones de la casa. Cada lugar estaba decorado con distinción sin dejar de lado la tradición tanguera. Nos encantó tener la oportunidad de aprender más en este caso sobre el vino tinto. Los expertos nos enseñaron a mirarlo, olerlo, y a saborear cada uno de los vinos de las diferentes etiquetas que probamos. No todo fue acerca de vino en la cata. También probamos algunas delicias preparadas ahí mismos. Muchos platos del menú de La Cava de El Querandí se crean alrededor de la idea de un vino para lograr el maridaje perfecto.

Antes de finalizar la visita, recorrimos el lugar y conocimos todos los salones que se utilizan para la organización de eventos, el restó bar y la vinoteca. No podíamos creer lo hermosa que es la casa que fue construía a fines del siglo XIX y restaurada hace aproximadamente diez años.

Cuando finalizó la cata no queríamos irnos, y prometimos volver pronto para aprender más sobre vinos, para conocer más sobre la cava y para disfrutar de la gastronomía de La Cava de El Querandí.