Jul 11
muebles caros

Te contamos sobre muebles caros

Muchos de nosotros soñamos con una casa que muestre en cada rincón y detalle quiénes somos… Porque la decoración de un hogar es eso, una fiel representación del habitante. ¿Acaso quién no se regocija por dentro, tímida o modestamente, cuando recibe algún invitado y le dice “que linda tu casa”? Y es que nuestra morada refleja nuestra personalidad, nuestros gustos, pero también es cierto que la misma puede verse condicionada por un factor, aquel factor que hace girar al mundo, no en el sentido romántico (no es el amor), sino en su sentido más capitalista (si, el dinero). Me arriesgo a decir que es muy probable que nuestros cuartos serían diferentes si contáramos con un presupuesto ilimitado para gastar en ellos. ¿Quién no quisiera entrar en una gran mueblería, o en una tienda de diseño, tirarse en cada sillón, amoldarse en cada silla, abrir cada cajón, pararse sobre cada mesa y bailar al ritmo de una canción alegre y pegadiza que mágicamente empieza a sonar mientras los vendedores se suman a la coreografía? Si, tal vez eso suena más bien a una fantasía sacada de alguna escena de algún musical estadounidense, y es poco probable que nuestra mera visita invoque un soundtrack, y es aún más probable que los vendedores nos saquen a patadas a que se sumen a nuestro baile. Pero, en fin, ¿quién no quisiera poder entrar a un soberbio local y llevarse todos los muebles caros que se le antoje? Poder enamorarse y no tener que sacrificar el deseo, sino dejar la billetera y llevarlo conmigo, sin culpas.

La relevancia de tener una casa de buen diseño y a la moda se transformó en una tendencia y fue creciendo desde que la arquitectura y el diseño, que existieron a lo largo de la humanidad, dieron su salto en el siglo 19. Hoy, en estos tiempos modernos, se puede tener cualquier casa que nos imaginemos, si contamos con el dinero, por supuesto. Y si ese fuera el caso, podría uno ahorrarse la búsqueda de tienda en tienda por la pieza ideal e ir directo hasta el local más cercano de alguna de las siguientes marcas, de las más caras en el mundo:

– Henredon, de Estados Unidos, es una de las marcas más reconocidas por proveer muebles de calidad confiable. Sus diseños son considerados clásicos y, sobre todo, atemporales, tal vez el adjetivo más llamativo a la hora de ser descritos;

– Edra es una marca italiana que realiza diseños muy trendy, la característica principal que los hizo mundialmente reconocidos. Sin lugar a duda, tienen un estilo muy moderno y sus lanzamientos siempre son diferentes y reflejos de interesantes estéticas;

– Poliform viene de Italia y provee diseños con una belleza tradicional. Sus muebles son una dicotomía entre el toque moderno y las definiciones clásicas. Este juego da lugar a piezas únicas, con interesantes materiales de calidad para mantener su alto estándar;

– Restoration Hardware es una marca relativamente joven, oriunda de los Estados Unidos, pero que se ha instalado fuerte en el sector mobiliario, manteniendo en sus colecciones diseños de calidad y belleza, que la llevaron a hacerse muy reconocida.

– Kartell representa el trabajo duro pero sin dejar de lado el glamour. Su creador, también italiano, originó piezas innovadoras desde 1949. Una particularidad de la marca es que ha colaborado con otras compañías de diseño para crear grandes piezas en conjunto:

– French Heritage no es una marca francesa, irónicamente. Es oriunda de Estados Unidos pero, claramente, se inspiran en la clásica estética francesa. Puede decirse que su mueblería es un arte en sí mismo. Son elegantes y se mezclan con un estilo contemporáneo. Aparte de los artículos de catálogo se pueden customizar piezas. Una silla, por ejemplo, puede salir 4,500 dólares. Claro que será una muy suave y sedosa silla;

– Fendi Casa representa el buen ojo italiano. Nació en Roma pero hoy tiene sucursales en otras importantes ciudades como Nueva York. Ofrecen colecciones icónicas con sensaciones contemporáneas;

– Boca do Lobo viene de Portugal y su arma fue que formó un equipo de trabajo con algunos de los mejores diseñadores del mundo. Lograron convertirse en una marca clásica en el diseño de muebles. Tienen modelos exclusivos y con finas terminaciones, y modelos de edición limitada.