Jul 11
muebles de lujo

Muebles de Lujo para tu hogar

Por lo general, cuando hablamos de “lujo” hacemos una conexión directa a un factor “precio”. Algo lujoso es algo caro. Sin embargo, esta afirmación es un tanto inexacta, ya que hay otros valores -a los que no podemos poner estrictamente un precio- que también atribuyen, o no, lujo a un producto. El estilo, la innovación, por ejemplo, son cualidades que podríamos considerar como mejores puntos de referencia.

A lo largo de la historia aparecieron ciertos muebles y piezas que, por ciertas características, ya sea ergonomía, comodidad, estética, se convirtieron en iconos que cualquier experto de la industria quisiera tener en su hogar. Aparte, la creación de piezas únicas o de edición limitada, hacen rozar elementos de mobiliario con el mundo del arte.

Si queremos indagar en este mundillo y debatir sobre de muebles de lujo, deberíamos incluir, entonces, algunas de las siguientes piezas:

– Butterfly Chair fue diseñada en 1938 por el arquitecto Antonio Bonet Castellana y los argentinos Jorge Ferrari Hardoy y Juan Kurchab. La inspiró una silla plegable en la que aparecía Thomas Alva Edison y Theodore Roosevelt pero se transformó, ésta, en un grandioso icono en sí mismo. Es uno de los diseños más populares de este siglo, su combinación de funcionalidad y sencillez la transformaron en un culto;

– Wiggle Side Chair fue creada por Frank Gehry y es parte de una colección de muebles hechos de cartón llamada “Easy edges”. Esta serie lanzó a la fama a su autor muy rápidamente y, sin embargo, es común al leer su historia descubrir que, tristemente, no le gustaba en verdad ser diseñador de muebles. Un dato curioso sobre este producto es que fue originado con el fin de ofrecer un mueble práctico y económico a la gente, pero terminó siendo vendido por precios exageradamente altos… como casi todo lo que se pone a la moda;

– Tulip Chair pertenece a una serie de sillas creadas por Eero Saarinem. Si las observamos notaremos divertidamente que tienen cierta similitud con una copa de vino, una base redonda que asciende en un angosto tubo;

– Panton es una silla que lleva el nombre de su autor. Fue una de las primeras sillas fabricadas completamente en plástico. El objetivo de su autor era crear una silla compuesta de una sola pieza, que fuera ergonómica y en material plástico. Puede decirse que no solo logró su objetivo de diseño sino que, más bien, superó sus expectativas ya que el artículo cobró tanta fama, y tan rápidamente, que se convirtió en un ícono del pop art. Si quieren ver aquella pieza original, lo que deben hacer es acercarse al Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York donde está expuesta;

– Hill House es una reconocida silla diseñada por Mackintosh en 1902 para darle lugar en la mansión Hill. Muchos la identifican como una pieza de escultura. El diseño tiene mucha simplicidad y está basado en líneas horizontales y verticales;

– Wassily es una silla ideada por Marcel Breuer en 1925, llamada originalmente Modelo B3. Como más tarde le regaló un ejemplar a Kandinsky, le cambió el nombre en su honor. Esta pieza implicó una gran revolución tanto en la elección y en el uso de los materiales, así como también en el método de construcción. Su inspiración partió de la estructura tubular de una bicicleta;;

– Diamond Chair fue diseñada por Harry Bertoia en 1952 para Knoll International. Lo curioso de esta pieza es la unión de factores opuestos en su composición: por un lado, presenta una gran dimensión y unos descansa brazos bien desplegados que regalan una sensación de confort y la posibilidad de descanso, y por el otro lado, toda la pieza lleva una construcción y unos materiales de gran frialdad. Lo que quería su autor era plasmarla como una escultura que debía ser vista desde todos sus lados;

– Lounge Chair fue diseñada por Charles y Ray Eames e inspirada por los clásicos sillones ingleses del siglo pasado. Tiene un gran tamaño, ya que uno puede recostarse por completo en ella, y es considerada un gran clásico del diseño;

– Barcelona Chair es obra de Ludwig Mies Van Der Rohe y fue realizada para el pabellón de Alemania en, por supuesto, la ciudad de Barcelona. Se inspiró en el modelo histórico de una antigua silla egipcia, que era plegable, desarmable y con forma de tijera, y que era usada por los gobernantes y, por lo tanto, identificado como símbolo de poder;

– Chaise Longue fue diseñada por el conocido Le Corbusier quien, es sabido, tenía una desmesurable fascinación por toda la estética de las máquinas. Esta pieza se transformó en un clásico de la modernidad, que encaja perfecto en cualquier estudio de diseño. Su autor la llamaba “máquina de descanso”