Jun 30
trabajos desde casa

Beneficios de trabajar desde casa

Un informe recientemente divulgado por una firma especializada del sector  señala que el trabajo freelance creció un 180 por ciento en América Latina durante el año 2016. Lo cierto es que son cada vez más las personas que optan por los trabajos desde casa, sean éstos el complemento a un empleo en relación de dependencia (que podemos llamar “tradicional”), o bien una ocupación de tiempo completo. Ocurre que el trabajo remoto ofrece a emprendedores, profesionales y demás trabajadores un buen número de beneficios, variables a las que muchos aspiran y que, de hecho, pueden alcanzar en vista al mencionado auge en nuestra región y también en el mundo.

Una de las formas de llamar a la modalidad freelance es “trabajo independiente”. Este “alias” es útil para comenzar a explorar las bondades que supone trabajar desde casa o, al menos, desarrollar una tarea laboral sin la necesidad u obligación de acudir a una oficina o tienda comercial. La independencia es una de las variables fundamentales y más encantadoras de esta modalidad. En rigor, en el mencionado estudio los freelancers consultados señalaron que entre los beneficios más destacados de trabajar en forma independiente se destaca la posibilidad de realizar las tareas desde la casa y la flexibilidad horaria.

Por otra parte, los trabajos desde casa no necesariamente están atados al hogar propio. En este punto aparece otro de los privilegios de la modalidad: la posibilidad de emprender las tareas laborales desde cualquier sitio en el mundo donde haya una conexión a Internet. De este modo, son muchos los freelancers que pueden llevar una vida nómada, acaso conociendo distintos países del mundo y teniendo en cada destino un ingreso con el cual sustentarse. Por lo demás,ser freelance no se traduce necesariamente en trabajar sin salir de casa. En la actualidad existen espacios de coworking ideales para que el trabajo independiente no se convierta en uno solitario, sin vínculo alguno con otros profesionales. Por lo demás, el freelancer también organiza reuniones de trabajo y debe mantener un trato con sus pares en forma periódica.

Otro de los grandes beneficios de la modalidad de trabajo freelance es una que va en contra de ciertas lógicas que se imponen en los trabajos tradicionales. La referencia es a que los trabajos independientes o freelance no están restringidos a los más jóvenes, esto en contra de lo que puede ser considerado una creencia generalizada. Estadísticas del sector reflejan que si bien son los profesionales más jóvenes los que más se vuelcan por esta modalidad, las personas por encima de los 50 años también son parte de esta movida en pleno auge en el mundo laboral.

La tendencia freelance también entrega ventajas a las mujeres que deben combinar sus ocupaciones laborales con la maternidad. Si bien no es el ideal trabajar en casa mientras al mismo tiempo se cuida a los niños, el trabajo independiente (en muchos casos sin horarios establecidos) permite a las madres manejar sus tiempos, evitar explicaciones en caso que los pequeños deban faltar a la escuela o acudir a un turno médico, por mencionar algunos ejemplos usuales.

Pero este análisis no se agota en la realidad de las madres trabajadoras. Ocurre que la modalidad también entrega beneficios a los padres, muchos de los cuales optan por trabajar desde casa (o en forma independiente) para poder pasar más tiempo con sus hijos, ganando de este modo un rol más activo en la crianza y educación de los niños de la familia. Por ejemplo, un trabajo freelance permite llevarlos a la escuela, ocasionalmente acudir a las reuniones escolares, o simplemente compartir con ellos una merienda; actividades que no pueden realizar muchos de los trabajadores en relación de dependencia que pasan largas jornadas en una oficina.

Eso sí: trabajar desde casa no quiere decir que las responsabilidades sean pocas. De hecho, muchos de los que optan por esta modalidad laboral cuentan con más de un trabajo, realizan capacitaciones en forma periódica (dato de la realidad que derriba el mito de que la mayoría de los freelancers son autodidactas o personas sin estudios formales), y deben afrontar algunos desafíos que supone la informalidad que usualmente define al vínculo con las empresas que contratan trabajadores freelance. Trabajar desde casa también implica ser organizado, llevar un agenda ordenada, y siempre cumplir con los plazos de entrega establecidos. Esta vida laboral es el sueño de muchos y, buena noticia, el hecho de que cada vez más empresas busquen freelancers es una excelente noticia para quienes añoran alcanzar esta meta.